Skip to content

¿El inicio de un nuevo camino?

marzo 5, 2010
 
 
En la calle Konwiktorska número 6 de Varsovia se enfrentaron el número 59 y el 30 del ranking FIFA, es decir, Polonia y Bulgaria. El estadio del Polonia Warszawa fue testigo de una merecida victoria polaca, que sin brillar, tuvo mayor dominio del balón y mejores ocasiones. Fenomenal los cánticos y el apoyo del público, como siempre pasa en los campos polacos, donde a pesar de que no se reúne gran cantidad de gente, el ambiente está garantizado. 

El mejor del partido fue, sin lugar a dudas, el jugador del Borussia Dortmund, Błaszczykowski, incisivo durante todo el partido y autor del primer gol local. La eficacia la puso Lewandowski, que sin tener muchas oportunidades, culminó con un gran disparo una jugada de contraataque, sentenciando así el partido en la segunda parte. Polonia necesita de sus goles para reconstruir un equipo que, tras la debacle de en la fase clasificatoria para el Mundial, busca encontrarse a sí misma ante el formidable reto de jugar como anfitriona la próxima Eurocopa. 

Curiosamente, donde se crearon dudas es en uno de los puestos que teóricamente están mejor cubiertos, y es que Polonia cuenta con guardametas jugando en importantes clubes europeos como el Manchester United, Arsenal, Celtic, etc. No acabó de convencer la actuación del suplente de Van der Sar en los “diablos rojos”, Tomasz Kuszczak. Empezó el partido nervioso, con bastantes imprecisiones. Aunque se fue entonando a medida que avanzó el encuentro, con algunas paradas de mérito, no consiguió transmitir la seguridad que se espera de él. Algunos ya piden la vuelta del polémico Boruc, que seguramente se hubiera sentido extraño al defender como local la portería de Konwiktorska, dado su pasado con el otro equipo capitalino, el Legia Warszawa. Todo lo contrario de Majewski, jugador del Polonia Warszawa que actualmente juega en calidad de cedido en el Nottingham Forest, y que cuajó una actuación más que aceptable. 

Decepcionó Bulgaria y especialmente su gran estrella, Berbatov. Tuvieron sus ocasiones al contraataque, especialmente en la primera parte y en los minutos iniciales tras el descanso, pero se vio dominada por el mayor empuje de Polonia, y con el dos a cero ya no tuvo ninguna capacidad de reacción. 

El partido supone un rayo de esperanza para los desanimados seguidores polacos, quienes desde el Mundial de Alemania no han dejado de sufrir decepciones. Más difícil lo tendrán en junio, cuando jugarán ante la actual campeona de Europa y una de las máximas favoritas a llevarse el próximo Mundial, España. 

Por cierto, duras críticas en Polonia ante la nueva camiseta presentada por Nike, de color azul y con las mangas blancas y rojas. Incluso se oyeron cánticos a favor de los colores nacionales, blanco y rojo. Mientras, en la Federación se mira hacia otro lado. 

  

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: