Skip to content

El público del Legia derrota al Lech Poznan

septiembre 25, 2010

Partido intenso, jugado al límite del reglamento por parte de Legia, que supo amedrentar a su rival a pesar de jugar con diez, y que contó con la inestimable colaboración de un público entregado, que apoyó al equipo hasta el último minuto del partido, cuando el brasileño Bruno Mezenga consiguió el gol que daba la victoria al equipo de Varsovia. La fiesta vivida al final del partido se asemejaba más a la celebración de un título que a una victoria en la séptima jornada de liga.

Los dos equipos afrontaban el partido con la necesidad urgente de ganar. Seis y ocho puntos respectivamente en seis jornadas es algo que no nadie se esperaba de estos equipos diseñados para ganar el campeonato.

Dos golpes recibió el Legia y las dos veces supo levantarse e irse a por el partido. En el minuto 9 se adelantó el Lech con gol de Kriwiec. El partido se le ponía de cara al equipo visitante, quien tuvo varias oportunidades claras para ampliar la ventaja, pero el Legia supo sobreponerse y en el 39 empató el partido con gol de Kucharczyk. Sin embargo, en el 44 el Legia recibió un nuevo mazazo, con la expulsión por doble amarilla de Rybus. Absurda su primera tarjeta tras una discusión con Henríquez, y justa la segunda.

Tras el descanso el Legia redobló sus esfuerzos y aumentó otro escalón la intensidad de su juego. Por momentos parecía que el equipo con inferioridad numérica era el Lech Poznan, que se vio sobrepasado por la presión ejercida en el terreno y desde la grada.

En el equipo visitante me gustó mucho el panameño Luis Henríquez, que fue el amo y señor de la banda izquierda. Bien en defensa, sus internadas por la banda fueron un peligro constante para el Legia. Más irregular fue la actuación del colombiano Arboleda. El primer gol del Legia vino tras un pase al hueco que debería haberlo taponado alguno de los dos centrales, aunque tuvo algunas actuaciones destacadas a lo largo del partido.

Por parte del Legia, el español Iñaki Astiz jugó los 90 minutos y hubiera sido el protagonista destacado de haber marcado alguna de las dos claras oportunidades que tuvo tras jugadas a balón parado en la segunda parte. Dice mucho del Legia, que a pesar de estar con 10, se fue a por el partido, mandando a sus centrales al ataque ante cualquier falta con cierto peligro. Más apagado que de costumbre estuvo el portugués Manu, mientras que el argentino Ariel Cabral no jugó.

El esfuerzo local tuvo recompensa en el 88. Falta centrada al área pequeña desde el lateral izquierdo, que sin oposición remató al fondo de las mallas Bruno Mezenga. Tanto el portero como la defensa podrían haber hecho algo más, pero poco le importó al público presente en el estadio, que empezó a festejar la victoria en la que tanto habían participado. A pesar de que hay toda una tribuna que sigue en obras, el ambiente que se está formando en el nuevo estadio del Legia es terrorífico, y empieza a dar sus frutos en forma de puntos.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: