Skip to content

Enésima remontada en Varsovia. Legia 2 – Górnik 1

noviembre 1, 2010

La fortuna volvió a sonreír al Legia, que se está acostumbrando a ganar sus partidos en casa en el tiempo de descuento. No sabemos si es el efecto mágico del nuevo estadio, o el aliento incansable de sus aficionados, pero jugar en el campo del Legia implica no dar por ganado el partido hasta que el árbitro pita el final. Tras una primera parte de dominio local, el Górnik Zabrze se adelantó en el marcador en el minuto 53, por mediación de Sikorski, que se aprovechó de la total pasividad de la defensa. Tuvo más ocasiones el equipo visitante para aumentar su ventaja, pero a falta de quince minutos, les entró el miedo, se encerraron atrás, y ese fue el principio de su fin.

Cuando tan sólo faltaban tres minutos para el final, el Górnik seguía ganando, pero la hinchada local seguía cantando y animando sin parar, y tenían motivos para confiar en la remontada, porque ya había sucedido en dos ocasiones anteriores esta temporada. El gol del empate fue obra de Radovic, tras un saque de falta del centro del campo hasta casi el área pequeña!!! Incomprensiblemente, y suponemos que contagiado por la actitud de su equipo, el portero se queda en su portería, y nada puede hacer ante el remate de Radovic. El empate acrecentó los miedos visitantes, y en una jugada muy parecida en la primera, y ya en tiempo de descuento, el Legia consiguió el gol de la victoria. Es cierto que el Legia había llevado el peso del partido, pero su victoria se antoja excesiva, si bien su pundonor y fe fueron constantes.
Iñaki Astiz fue titular en el eje de la defensa local, y si bien participó de la empanada colectiva en el gol visitante, su actuación fue más que correcta. Contundente en defensa, trató de dar salida al balón desde atrás, aunque la verdad que no siempre con acierto. Aún así, buen partido el suyo. También jugaron dos portugueses: el dueño de la banda derecha del Legia, Manu, que explotó su velocidad en algunas ocasiones, aunque sus centros al área no fueron acertados. Le faltó concreción para poder ser determinante en el partido, aunque su velocidad es espectacular. Y el héroe del partido, Bruno Mezenga, que por segunda ocasión dio la victoria al Legia saliendo del banquillo en los minutos finales. Jugó escasos diez minutos, pero consiguió el segundo gol, así que poco más se le puede pedir.
Otros jugadores a comentar; el joven portero Machnovskyj, más nervioso que en otros partidos, paró todo lo que debía parar, objetivo número uno en un portero, aunque no transmitió la confianza de anteriores ocasiones.
En el Górnik, ninguno de los “nuestros”, y poco a destacar. Su fortaleza reside en el conjunto, aguantó bien durante 80 minutos, pero en los últimos minutos lo echó todo a perder.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: